Cómo Afilar Un Cuchillo En Casa

Explota ahora para hacer bien los diversos tipos de corte, como el brunoise, el corte en juliana o varios de los diferentes géneros de corte en la cocina, para que logres llevar a cabo fondos de verduras muy, muy ricos. En un caso así, tienes que ponerlo sobre la hendidura y apretar el botón para que el aparato comience a marchar y afile él solo, sin necesidad de que tú hagas nada. Cuando mires que el papel está impecable, lava el cuchillo con agua fría y listo. Pero es algo que hay que realizar si no quieres correr el riesgo de cortarte. Repite el proceso con la otra cara de la piedra para terminar de pulirlo. Sujeta con la otra mano la parte plana superior de la hoja para ejercer presión.

Otro método afín al uso de la piedra es el de la utilización de un afilador manual. Este utensilio ha sido diseñado para tal propósito, por lo que todo en él está pensado para conseguir los mejores desenlaces. En prácticamente todas las viviendas hay una piedra de afilado, aunque hay otras maneras de afilar sin piedra. Este elemento, aparte de barato, es tremendamente eficiente y sencillo de utilizar para hallar unos excelente resultados en el filo de cualquier cuchillo. Los afiladores domésticos son prácticos y muy simples de emplear, si de forma frecuente usas cuchillos en la cocina y disfrutas trabajar de forma segura y precisión, es un pequeño ayudante que no debería faltar en tu cocina. En cualquier caso, si por ahora no te has decidido, hay otras opciones para que no tengas que trabajar con un cuchillo que no corte bien.

Emplear una piedra para afilar cuchillos se encuentra dentro de las técnicas mucho más toscas que existen. Aún de esta forma, hoy, son muchos los expertos que afirman que es una de las formas más precisas de afilar. No obstante, su procedimiento no es tan sencillo como en el resto de herramientas y se precisa de práctica para que quede perfecto. Pero cuando el cuchillo está bien afilado, la utilización regular de la chaira antes de iniciar el desarrollo de corte es una buena costumbre que extiende la vida útil del cuchillo. Toda vez que se realiza un corte se producen pequeñas mellas inapreciables a simple vista en la hoja del cuchillo. Por eso es bueno quitarlas con la chaira, dejando un filo más liso y parejo.

Empleo De Afiladores Eléctricos

Afilar los cuchillos es una rutina que todo cocinero debe sostener según sus opciones y el género de cuchillos que use. El uso, la manera de recortar, la calidad de la hoja y también el cuidado que poseas con tus cuchillos son causantes de los que depende la frecuencia para afilarlos. El cristal del que están hechas las botellas es asimismo útil como afilador. Ten en cuenta que las posibilidades de cortarte se incrementan cuando el cuchillo está mal afilado, según advierten los especialistas.

La chaira es una herramienta con apariencia de barra de acero cilíndrica, que es recomendable que esté magnetizado a fin de que nos asista a alinear el borde de el papel del cuchillo en un ángulo de 15/20 grados. Es importante, que agarremos fuertemente la chaira, por detrás del mango, para que no se nos escape. El movimiento que debemos llevar a cabo va a ser comenzar deslizando el filo del cuchillo desde la parte más cercana al mango y acabar en la punta, repitiendo este movimiento varia ocasiones. En España, los cuchillos son utensilios fundamentales en las cocinas de los hogares. De ahí que es esencial que siempre y en todo momento tengan buen filo para recortar los alimentos que sean precisos.

Afiladores Eléctricos

Cuanto mejor sea el afilador, más afilado podremos dejar los cuchillos. La primera cosa que hay que realizar es pasar la hoja del cuchillo por la región que tiene el grano más grueso. Gracias a ello, lograremos desgastar el papel, hacer que recupere su ángulo y eliminar las posibles imperfecciones que pudiese llegar a tener la hoja. En el mercado hay inmensidad de piedras de afilar, de diversos tipos de material y algunas concebidas para cuchillos destacables (como de sushi, jamón o de caza) y con precios que oscilan entre los 4 y los 30 euros. También encontramos afiladores manuales e incluso eléctricos, estos últimos para ese tipo de persona a la que no le importa acumular aparatos de cocina.

cómo afilar un cuchillo en casa

Mete el cuchillo que no corta entre las hojas dobladas y emplea el papel de aluminio para afilar, moviéndolo tal y como si el cuchillo estuviese sucio y lo estuvieses limpiando con esa superficie. En internet podemos encontrar métodos de todas las clases y colores, pero de resultados mucho más bien inciertos. Hay quien trata de usar otro cuchillo, usando el lomo de el papel como área afiladora, una esquina de una pared o incluso la parte de arriba de la ventanilla de un coche. Todos esos son alternativas tan vistosas para Youtube como poco prácticas para el mundo real.

Afilar Un Cuchillo Usando Un Afilador Manual

Una alternativa más es tomar un trozo de papel de aluminio y doblarlo cuatro veces, hasta que quede como un cuadrado. Tras afilar un lado, lo siguiente es ofrecerle la vuelta al cuchillo y volver a repetir el desarrollo por el otro lado del filo del mismo modo que hemos visto en los párrafos precedentes. Se puede usar una mesa y sobre ella una toalla humectada y la piedra encima, de manera que no se va a mover en el momento de afilar. Si eres seguidor de esta infusión vas a deber comprender que hacerlo de forma correcta conlleva una sucesión de pasos y de utensilios adecuados para conseguirlo, aparte de tener una yerba mate de calidad. Aquí compartimos juntos historias, eventos y consejos sobre nuestras herramientas.

Cómo Afilar Un Cuchillo De Cocina Con Piedra

Debemos sostener el mango del cuchillo firmemente con una mano con el papel viendo hacia nosotros, y la mano libre ponerla en el papel, sosteniendo la alejada del filo para no cortarnos. Otra de las opciones para afilar un cuchillo adecuadamente y de una forma muy simple es empleando un afilador manual. Su uso es sencillísimo y lo único que hay que llevar a cabo es pasar la hoja del cuchillo por las hendiduras con las que cuenta este dispositivo, siempre llevando el cuchillo hacia nosotros. Con el paso de los años, el mercado ha lanzado formas más complejas de afilar cuchillos, por servirnos de un ejemplo, desde hace cierto tiempo existe el afilador manual. Un artilugio sencillísimo de utilizar, ya que sólo hay que pasar el papel por las hendiduras del aparato y frotar, llevándolo todo el rato hacia a ti. Las piedras de afilar, también conocidas como piedras de agua o piedras de afilar, se utilizan para moler y afilar los bordes de los cuchillos.

Afilado De Cuchillos De Cocina Con La Chaira

Hoy, la figura del afilador ambulante escasea y varios son los que eligen por liberarse de esos utensilios una vez dejan de recortar bien. Si deseas afilar los cuchillos con piedra pero aún no controlas bastante la técnica, o no consigues desenlaces, lo mejor que puedes realizar es emplear un nivelador o guía. Este objeto, te va a ayudar a ser más preciso con el ángulo del cuchillo a la hora de afilarlo con una piedra. Estas guías quedan fijas en la piedra, consiguiendo que no se desnivele el ángulo en el momento de afilar.