Croquetas De Jamón Sin Gluten

Después, echamos la leche sin frenos de remover y dejamos que la mezcla reduzca a fuego medio. Ahora podéis echarle un pellizquito de sal, pero con cuidado de no pasarse por el hecho de que ahora el jamón aporta un buen puntito de salazón. Elaborar un plato con el pan rallado, otro plato con los huevos revueltos y ofrecer forma a las croquetas untándonos las manos en aceite un poco. Pasar primero por huevo y después por pan rallado. Hoy vamos a preparar croquetas de jamón (aunque podemos cambiar ese ingrediente por prácticamente cualquier otro) sin gluten y sin lactosa. Una manera de disfrutar de entre las comidas que más agradan en el hogar y que triunfan siempre y cuando las preparamos.

En el momento en que la bechamel comience a espesar, que se aprecia claramente, bajar el fuego al mínimo y proseguir removiendo durante al menos 15 minutos. Para que evapore bien y se quede una bechamel súper cremosa. Derretir la mantequilla en una olla de paredes altas y sofreír en ella el jamón hasta el momento en que cambie de color. Trocear finamente la cebolla y ponerla a sofreír. Una vez dorada, incorporarle la leche, poco a poco.

Paso 1

Cogemos una porción de masa y le ofrecemos la manera deseada. Alargadas o en forma de bolas y las pasamos, inicialmente por pan rallado. Posteriormente, incorpora la masa en el frigorífico por al menos ocho horas a fin de que esté compacta y pueda mantener la forma de las croquetas.

croquetas de jamón sin gluten

Debemos tener la precaución de ir bañando las croquetas con el aceite por su cara superior mientras se van friendo. De este modo evitaremos que se nos abran y les salga el relleno. Reservamos sobre un papel absorbente, y de este modo quitaremos el sobrante de aceite. Ahora empieza lo entretenido, empezamos a ofrecer forma a las croquetas.

Lo destacado es tocarlas lo menos viable mientras se fríen y jamás intentar darles la vuelta. Receta de croquetas de jamón sin gluten. Receta de croquetas de jamón realizadas con maicena y harina capaz para celiacos.

Aprende A Cocinar

Cuando esto suceda incorpora los dos tipos de harinas y cocina a fuego medio a lo largo de ciertos minutos. A continuación, vas a deber añadir poco a poco la leche, mezcla hasta el momento en que notes que se han incorporado bien, tienes que batir de manera continua. Si bien la harina de Mercadona también es de maíz, no solo transporta el almidón (que sería la maicena) sino más bien también una parte de la proteína que tiene esa harina.

〉Si no tenéis la harina panificable de Mercadona, poned otra tipo panificable o hacedlas completamente con harina de maíz tipo Maizena. De pollo, de jamón, de queso, de huevo, de bacalao… da igual. Son irresistibles y es comer una y no poder parar.

Ingredientes Necesarios Para La Receta

No ser intolerante a la lactosa o al gluten ya es un fundamento para abandonar ellas. Regístrate en nuestra NEWSLETTER y recibe un código con un 5% de descuento en nuestra web de ventas en línea. Además, serás el primero en saber nuestras rebajas, nuevos artículos y ofertas.

Desde aquí le mandamos muchos besos y abrazos gluten free. Poner a puntito de sal justo al final, eliminar bien y verter a cualquier envase. Yo recomiendo por lo menos 16 horas en el frigorífico, no en el congelador. Recibe un dirección de correo electrónico semanal con las novedosas recetas y recomendaciones de rechupete. Pelamos y picamos la cebolla muy fina .

Cuanto mucho más dejemos enfriar la masa, más simple será luego ofrecerle forma a las croquetas. Con la leche alejada, diluir la maicena, e introducirlo en la preparación previo. Removerlo todo bien hasta conseguir una pasta homogénea y consistente. Solo quería darte las gracias por amoldar ciertas recetas a los celíacos.

El propósito es que casi no se note al morder, si bien si os agrada con tropezones de jamón, no piquéis el jamón, cortadlo a mano muy fino.