Diarrea Cuando Ir Al Medico

De entre los antecedentes personales, interesa entender aquellas anomalías de la salud crónicas que debamos tener en consideración para el régimen a regentar, que logren agravarse con la diarrea, o que favorezcan la infección. En la mayoría de las situaciones, la intoxicación alimenticia es suave y desaparece sin régimen. Pero dependiendo de la evolución puede ser necesario consultar con un médico o aun precisar de asistencia hospitalaria. El tratamiento va dirigido a combatir la causa de la diarrea, siempre y cuando sea posible. Por poner un ejemplo, en el momento en que la causa es un elemento de la dieta o en un fármaco, se impide su consumo; si es un tumor, se extirpa; si es una infección parasitaria, se administran medicamentos para erradicarla.

diarrea cuando ir al medico

No todos los episodios de diarrea requieren valoración médica inmediata. La siguiente información puede ser útil en el momento de elegir cuándo es necesaria la valoración por parte de un médico, así como para entender qué puede esperarse a lo largo de esa opinión. Se caracteriza por el aspecto aceitoso o grasiento de las heces y un reborde de grasa cerca de la taza del inodoro una vez se ha tirado de la cadena. La malabsorción de sales biliares, que puede ser consecuencia de determinados trastornos, puede ocasionar diarrea estimulando la secreción de agua y electrolitos; las heces tienen un color verde o naranja. Si bien esta información fué redactada por un experto médico, su edición fué llevada a cabo por periodistas, por lo que es un contenido únicamente orientativo y sin valor de indicación terapéutica ni diagnóstica. Recomendamos al lector/a que cualquier duda relacionada con la salud la consulte de forma directa con el profesional del ámbito sanitario pertinente.

Si Lo Quiere, Puede Pedir Su Cita Médica Con Nuestros Especialistas:

El agobio y la ansiedad son asimismo causas frecuentes. Y pérdida de electrólitos de la sangre, como sodio, potasio, magnesio, cloro y bicarbonato. Si se pierden grandes cantidades de líquido y electrólitos, se siente debilidad y la tensión arterial puede reducir lo suficiente para causar desmayo (síncope), anomalías del ritmo cardiaco y otros trastornos graves. Este riesgo es mucho más probable en los pequeños pequeñísimos, en las personas de edad muy avanzada, debilitadas y con diarrea muy grave. Otros tratamientos se ponen dependiendo de la causa de la diarrea. En un número importante de pacientes con diarrea crónica jamás se llega a saber su causa.

La diarrea inflamatoria se genera cuando la mucosa del intestino abultado se inflama, se ulcera o se dilata, y libera proteínas, sangre, moco y otros líquidos, lo que incrementa el volumen y el contenido líquido de las heces. Este género de diarrea tiene la posibilidad de tener su origen en muchas patologías, como la colitis ulcerosa, la patología de Crohn, la tuberculosis y distintos tipos de cáncer, como el linfoma y el adenocarcinoma. Cuando la mucosa del recto está perjudicada, la persona siente de forma frecuente urgencia defecatoria y tiene deposiciones usuales, porque el recto inflamado es mucho más sensible a la distensión a causa de las heces.

Cuándo Debes Inquietarte O Ir Al Médico Si Tienes Gastroenteritis

Las personas muy enfermas y las que tienen anomalías electrolíticas importantes necesitan la administración de líquidos por vía intravenosa, y en ocasiones hospitalización. La exploración física comienza con la valoración del estado de hidratación de la persona. Se realiza una exploración abdominal completa, así como un tacto rectal para detectar la presencia de sangre.

Que si hay signos de alarma (fiebre, sangre en heces, mal profundo, deshidratación), o la diarrea no cede, debe consultar a su médico. Ciertos estudios estiman que más del 70 % de todos y cada uno de los casos de diarreas tienen la posibilidad de atribuirse a los alimentos y al agua contaminada. Los microorganismos que la causan pueden transmitirse de las heces infectadas a la gente por medio de los alimentos y agua, por el contacto de persona a persona o por contacto directo. Generalmente hay que identificar la causa para poner el régimen correspondiente. En una diarrea aguda, lo más esencial es volver a poner el líquido y los electrolitos (sales, potasio, etc.) que se están perdiendo. Sin embargo, en ocasiones puede ser preciso reponer por vena los líquidos que se están perdiendo .

Los medicamentos que relajan la musculatura intestinal y lentifican el tráfico intestinal (fármacos antidiarreicos) tienen la posibilidad de ser eficaces para reducir la diarrea. Los medicamentos opiáceos, como la codeína, el difenoxilato y el paregórico , se comercializan con receta y asimismo pueden ser eficientes. Sin embargo, los cuadros de gastroenteritis ocasionadas por bacterias, particularmente Salmonella, Shigella y Clostridioides difficile, tienen la posibilidad de agravarse con el uso de fármacos antidiarreicos. Los médicos acostumbran a sugerir estos fármacos únicamente a personas con diarrea acuosa y que no muestran signos de alarma, en tanto que en estas situaciones es improbable que se trate de este género de infecciones bacterianas. Eluxadoline y rifaximina son otros fármacos que puede administrarse a varias personas con diarrea provocada por el síndrome del cólon irritable. La mayoría de diarreas agudas no precisan ningún estudio concreto.

Dentro de las diarreas de causa infecciosa, el periodo de tiempo de incubación oscila entre 1 y 48 horas, en relación en buena medida de la cantidad de toxina o gérmenes. Otra causa a tomar en consideración es la diarrea socia a antibióticos, que puede ser grave y persistente. Chequeos médicos Este link se va a abrir en una ventana novedosa.General Este enlace se abrirá en una ventana novedosa. Encuentre un experto En nuestro campus ejercitan más de 400 expertos de primera línea, con formación internacional en todas y cada una de sus áreas y atención al paciente en múltiples lenguajes. Si tienes alguno de los próximos signos o síntomas, busca atención médica. Que se debe tener especial precaución en el momento de manipular y conservar alimentos, puesto que un alto porcentaje de las diarreas agudas infecciosas puede evadirse actuando de forma higiénica.

Salud Y Medicina, Salud Y Medicina, Salud Y Medicina, Sexualidad

La cookie se utiliza para almacenar información sobre de qué manera los visitantes emplean un sitio web y contribuye a hacer un informe analítico de cómo está funcionando el sitio web. En la inmensa mayoría de casos, la diarrea aguda es un proceso que no necesita ninguna actuación diagnóstica y que tampoco necesita un régimen específico. Las medicinas para la diarrea como la loperamida (Fortasec®, salvacolina®) pueden ser útiles en caso de diarrea leve, en la que no haya fiebre ni sangre en las heces, dado que tienen la posibilidad de empeorar o retrasar la curación de las diarreas infecciosas. Por norma general se define como diarrea aguda a la que transporta menos de 2 semanas, persistente si lleva entre 2 y 4 semanas, y diarrea crónica si dura más de 4 semanas. Los antibióticos, los antiácidos que contengan magnesio, el Orlistat y los antidepresivos SRSI (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) son potenciales causas de diarrea. La gastroenteritis es un inconveniente intestinal, también llamada gripe estomacal, entre cuyos síntomas resaltan la diarrea, los vómitos o los calambres en el estómago.

Si la diarrea va cediendo se puede empezar con una dieta astringente que se sostendrá uno o dos días o hasta que desaparezca la diarrea o incluso 24 horas mucho más después de haber cedido la diarrea. Dar abundante agua de limón (limonada alcalina, suero oral o una bebida energética) por boca. La limonada alcalina se hace con 1 litro de agua mineral o hervida + el zumo de 2 o 3 limones + una cucharada chica de sal + una cucharadita de bicarbonato si hay + azucarar al gusto con azúcar. Se debe ofrecer poco a poco a fin de que no se vomite y a temperatura ámbito (si se da fría duele más la tripa).

Cuándo Acudir Al Médico

Se pone tratamiento sintomático y desaparecen en la mayoría de las ocasiones. En estas situaciones, aparte de efectuar análisis de sangre para conocer si hay deshidratación o daño de la función del riñón, debe solicitarse un cultivo de las heces y, si existe sospecha, búsqueda de parásitos, virus o toxinas bacterianas. Si la diarrea persiste y no se encuentra su causa, puede ser necesario efectuar una rectosigmoidoscopia con biopsia. En raras oportunidades puede ser precisa la realización de una colonoscopia o de un TAC abdominal. La diarrea es la emisión de heces líquidas o poco formadas con una frecuencia mayor de la frecuente. La mayor parte de las diarreas se producen como consecuencia de una infección de la tripa o por una intoxicación por alimentos, y se acompañan de dolor abdominal y en ocasiones fiebre y vómitos.

Servicio De Aparato Digestivo

La continuidad de las deposiciones por sí sola no es la característica que define la diarrea. Varias personas normalmente realizan de 3 a 5 deposiciones diarias. Las personas que ingieren enormes cantidades de fibra vegetal pueden producir mucho más de 0,5 kg de heces al día, pero en estos casos las heces están bien formadas y no son líquidas. La diarrea por norma general va acompañada de gases, cólicos y urgencia para evacuar; si está causada por un microorganismo infeccioso o por una substancia tóxica, se muestran además náuseas y vómitos.