Flan De Leche Condensada Sin Horno

Esta leche condensada podía preservarse sin problemas durante mucho más tiempo, sin necesidad de refrigeración. En Europa, la leche condensada se transformó en un alimento muy popular entre las clases medias durante el siglo XIX, puesto que, además de su delicioso gusto, resultaba enormemente nutritiva. Es una auténtica pasada la crónica de los ingredientes de este flan de huevo con leche condensada. El flan ahora era una receta conocida por los antiguos griegos, romanos y fenicios, que lo llamaban ‘tyropatina’.

Mezclamos bien y dejamos que se ardiente a fuego lento, en el transcurso de un minuto. Por último ahora solo nos va a quedar sacarlo del molde. Como puedes observar en el vídeo, merced al caramelo no se ha pegado nada al molde de silicona, por lo que sacarlo es muy fácil. En esta ocasión lo he preparado en un molde grande para ir cortando porciones antes de servirlo, pero si lo quieres lograras hacerlo en moldes individuales, uno para cada comensal. Cuando esté ardiente, sin que llegue a hervir, añadimos la gelatina de limón y removemos para que se revuelva bien. Retiramos del fuego y dejamos templar un tanto.

Pasado este tiempo, pinchamos con un palillo, si sale seco es que lo poseemos listo. Retiramos del fuego y dejamos templar para luego refrigerar. En una cazuela ponemos a calentar la leche con la leche condensada y la vainilla. Solamente rompa a hervir apagamos el fuego y dejamos templar.

☆ Flan De Leche Condensada En 10 Minutos Sin Horno☆

Salen muy mantecosos y son de esos postres que no caen pesados, realmente bueno para poner colofón a cualquier comida. Poner la leche en la licuadora donde ahora teníamos la crema de leche y la leche condensada y licuar por 5 minutos más. Poner la leche condensada y la crema de leche en la licuadora, licuar por 2 minutos. Finalmente, agregamos el resto de la leche, pero poco a poco, y quitando todo el tiempo, hasta que la mezcla rompa a hervir. En ese momento echamos la mezcla en el molde o en los moldes, previamente caramelizados.

Cuando lo tengamos en ese punto, añadimos los huevos levemente revueltos y combinamos bien hasta tener una mezcla homogénea. En un bol, batimos el queso crema hasta que quede más esponjoso, aireado y sin grumos. Montamos la nata y la añadimos a la mezcla anterior, con movimientos suaves, hasta el momento en que esté totalmente integrada. Si Patricia, queda muy cremoso y nada meloso. Agregar la gelatina diluida al resto de leche reservada y revolver hasta el momento en que quede uniforme. Una vez disuelta sumarle un chorrito de leche de los que teníamos reservados, revolver hasta que se integre absolutamente.

Flan De Manzanas Y Vino Dulce

Aquí te alcanzamos la receta infalible de flan de huevo y leche condensada. Pero antes, algunos consejos imprescindibles. Además, al combinarla con la leche y los huevos, la leche condensada deja hallar un resultado considerablemente más cremoso y apetecible.

flan de leche condensada sin horno

El flan de crema sin horno está exquisito. Este postre es especial si no tienes mucha experiencia en repostería, en tanto que se hace de una manera muy simple y tiene el beneficio que siempre queda bien, con una textura firme, pero a la vez mantecosa. Con esta misma receta y cantidades vas a poder darle al flan el gusto que mucho más te agrade. En el instante de aromatizar la leche yo he añadido vainilla y canela, pero puedes sustituirla por café soluble, piel de limón o naranja, cacao en polvo,…

Asimismo puede hacerse en un molde con apariencia de corona de 20cm. El tiempo de cocción puede cambiar según el horno. Ya fríos desmoldamos de forma cuidadosa, decoramos con cerezas confitadas o la fruta de tu preferencia, nata montada o dulce de leche y listo!. Cuando hice la Tarta mágica, me sobró parte de la mezcla para el flan, así que decidí evaluar de llevarlo a cabo en una olla en lugar del horno y vaya resultado bueno me ha salido!. Guarda esta receta para encontrarla mucho más fácilmente en el momento en que la desees cocinar. Merced a las comunidades en este momento asimismo puedo compartir mi cocina con el resto del mundo.

Comparte Esto:

El flan de huevo con leche condensada puede ser el postre perfecto para cualquier ocasión. El siguiente paso para cocinar tu flan de leche condensada es rellenar la fuente en la que hemos colocado los moldes con agua. En este punto, ten en cuenta que cuando el agua empieze a hervir, también salpicará, así que cerciórate de no atestar la fuente en exceso, a fin de que el agua no rebose y alcance el interior de las flaneras. En el siglo XIX, la falta de higiene durante el proceso de ordeño y conservación de la leche favorecía la aparición de bacterias, por lo que eran usuales las intoxicaciones alimentarias socias a su consumo. Añadimos una aceptable cubierta de caramelo líquido en el fondo del molde elegido. En esta ocasión yo voy a usar un molde de silicona cuadrado de Tupperware, puesto que tiene una forma muy chula y el flan va a quedar muy vistoso, pero podrás utilizar cualquier tipo de molde, incluso flaneras individuales.

Para que no se desmorone al darle la vuelta, he reforzado el molde de silicona con uno de metal con exactamente la misma forma. Ubicamos un plato o fuente sobre el molde y lo volteamos de manera cuidadosa. Mientras la leche se infusiona, disolvemos la maicena en la leche fría que habíamos reservado. Como puedes ver en el vídeo, en el momento en que la leche está fría, la maicena se disuelve muy fácilmente removiendo únicamente con una cuchara. La reservamos hasta el día de hoy de emplearla. Tapamos realmente bien el molde y lo llevamos al horno al baño María, durante 40 minutos precisamente a 180º.

Último Premio De Cocina

Recibir un e-mail con los próximos comentarios a esta entrada.