Muffins Con Pepitas De Chocolate Alma Obregon

Puedes probar esta combinación en galletas, en bizcochos, en tortitas o, como no, en estos muffins saludables. Son una alternativa sencilla pero eficaz estas desarrolladas según la receta de la nutricionista Elsa Blázquez. Después de recopilar nuestras recetas preferidas de galletas healthy hemos decidido compartir contigo las cinco opciones que más nos agradan para llevar a cabo este dulce perfecto para desayunos y meriendas de forma saludable. Hace unos días te deleitamos con una recopilación de nuestras recetas preferidas de galletas sin azúcar.

Los muffins deben ser sutilmente húmedos por la parte interior, así que es conveniente no pasarse con el horno, pero el palillo debe de salir seco para que no se queden crudos en su interior. En otro bol combinamos la harina, la levadura, la migaja de sal y el azúcar. La receta la he obtenido del blog Mis deseos Más Dulces y no he modificado ni un sólo gramo así que les dejo el link de la receta.

Recetas

Pero, independientemente del nombre que les demos, están buenísimas, conque aquí les dejo la receta de las magdalenas de kit kattal y como la hice a fin de que las preparéis y me deis vuestra opinión. Agradecerle la inspiración a Mila, de milicocinillas por el hecho de que en su receta me inspiré si bien, como ves, no salieron iguales iguales. Azucarera comienza su andadura en televisión a través de Alma Obregón con Cupcake Maniacs. En el primer programa, la bloguera experta en repostería creativa nos prepara unos Cupcakes de chocolate. Vanesa de Mis Deseos Mucho más Dulces explica la receta con fotografías paso a paso con lo que resulta simple llevar a cabo estos exquisitos muffins. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

muffins con pepitas de chocolate alma obregon

Deberíamos llamarlas en realidad magdalenas de cacao porque no es precisamente lo mismo que el chocolate -ya conoces que este tiene azúcar-, pero para los peques serán de chocolate del mismo modo. En cualquier caso, están buenísimas y las podéis llevar a cabo juntos en familia siguiendo los consejos de la chef Miriam Pérez-Cabrero, conocida por su participación en entre las ediciones de MasterChef. Crema de mantequilla de merengue suizo con fresas… La verdad es que el nombre es lo de menos, han salido sensacionales, y con esos tropezones han de estar deliciosos.

Nombres De Pequeña Y Niño Italianos: 100 Opciones Auténticos Y Lindas

Y claro, era difícil resistirse a buscar alternativas afines, más que nada alguna esponjosa, que logren mojar los peques en la leche del desayuno o la merienda si la hacen en casa. Podríamos haber optado por los bollos, pero semeja que la cuarentena nos dejó a todos un tanto saturados de este rico dulce. En cambio, no así de las magdalenas de siempre, tan ricas como sus primos hermanos. Hace tiempo que iba intentando encontrar una receta de muffins de esos que al probarlos afirmas, qué maravilla!!! Pero no es cualquier muffin sino más bien el típico que lleva pepitas de chocolate, los he hecho de chocolate, de condimentas, de vainilla y nueces…

De distintas composiciones y sabores, y todas y cada una ellas muy simples de realizar, con explicaciones paso por paso en Instagram por parte de sus respectivos creadores a fin de que mayores y pequeños de la vivienda pudieran elaborarlas en casa. Esta receta de Alma Obregón -popular también como Alma Cupcakes- es un básico para los bebés desde que por fin la publicó hace ahora ciertos años. Son cupcakes o madalenas sin huevo y con sabor a manzana, plátano y canela, que le da un toque muy, muy rico.

(¿muffins O Magdalenas?) Muffdalenas De Kit Kat

Además de esto, es una manera espléndida para que los peques tomen fruta, lácteos y, si tienen edad para masticarlos y digerirlos, frutos secos. Son jugosos por dentro y con la combinación de las pepitas de chocolate están deliciosos. Ponemos en el horno nuestras magdalenas de kit kat a lo largo de diez minutos, sin aire, calor arriba y abajo, hasta que al pincharlas con un palillo este salga seco. Y no llevan mantequilla, sino aceite (otra característica de las magdalenas) pero la masa está enriquecida y tiene tropezones que, como vais a haber adivinado por el título de la receta, son cachitos de Kit Kat. Esta es la narración de unas magdalenas que desearon ser cupcakes pero salieron con copete y, como la idea del frosting llenísimo de mantequilla no me convencía, se quedaron sin él.

Pero no lograba conseguir la receta perfecto para mí. Hasta el momento en que al final estos muffins me conquistaron. Si te pierde a tarta de zanahoria y a los peques les gusta también, estas magdalenas -o cupcakes- saludables de Marta Verona, otra de las competidores de MasterChef, os chiflarán. La única contrariedad que tienen es llevar a cabo el azúcar de dátiles que está en la lista de elementos, pero ella misma te explica cómo en su bio. Una de las cuentas mucho más atrayentes en Instagram sobre comida saludable es @Realfooding, que tiene una receta de magdalenas de iogur, fresas y nueces que no puede ser más original ni estar mucho más rica.

Almacena mi nombre, e-mail y web en este navegador para la próxima vez que comente. Muy simples de realizar, las tendrás listas en media hora. A fin de que no se abran las cápsulas y se nos esparrame la mezcla, es recomendable ponerlas sobre un soporte de magdalenas como esteo en flaneras de aluminio . Mezclamos en un bol grande los huevos, el aceite y la leche, evitando que espumen.

💜 Las magdalenas de kit kat se conservan de maravilla en una caja de lata, de las de las galletas de toda la vida. A mí me llegaron a durar una semana en condiciones perfectas. Como es lógico, recién hechas están de muerte, pero si resistís la tentación de terminar con ellas de una sentada, conservadlas de este modo. 💜 Si os fijáis las cápsulas de mis muffdalenas están un tanto pringadillas. Parece ser que es por el hecho de que empleo aceite; si las hiciese con mantequilla saldrían más limpitas pues estas específicamente no tienen inclinación a transparentarse, menudos son los suecos. Pero a mí no me gusta utilizar demasiada mantequilla, mi subconsciente no me deja comerme a gusto un dulce que agrede a mi colesterol.