Pure De Calabacin Con Nata

Más que nada para las personsa que padecn del estomago. Además de esto aderezada excelentemente con los comentarios que me preseden. Cristina no lo he probado con leche, pero la función del caldo es eliminar espesor a la crema conque seguro que la leche funciona, cambiará de sabor pero saldrá bien seguro. Que buena pinta tiene esa crema de calabacín Javi. Eso si, le coloco mucha cebolla y dejo que caramelice muuuy de manera lenta. De esta manera la crema tiene un toque dulce, que contrasto con unos cuantos vueltas de molinillo de pimienta.

pure de calabacin con nata

Así conseguiremos ofrecer mucho más color al puré y un poquito más de textura. No soy muy cocinitas y la realidad me agradaría empezar a llevar a cabo cosas ricas!!! Me encanta esta página pues las recetas son buenas y están explicadas para gente como yo jajaja. Soy de Venezuela y lo que aquí llamamos nata no combina mucho con esta receta. Pelamos los calabacines , los lavamos y cortamos en trozos pequeños, hacemos lo mismo con el puerro. Añadimos dentro del vaso el calabacín y el puerro junto con el aceite, 10 minutos, varoma, agilidad 2 (no pongáis el cubilete).

Las Mejores Recetas

Deberías triturarlo para explotar la fibra (con batidora de eléctrica) y añadir bastante. A conocer si me animo y publico una receta con esta crema. El día de hoy hemos listo esta crema de calabacín y nos hemos «chupado los dedos».

pure de calabacin con nata

Mandar comentarioHe leído y acepto la política de privacidadRed Backlink To Media recopila los datos personales solo para empleo interno. En ningún caso, tus datos van a ser transferidos a terceros sin tu autorización. Ponemos en una batidora de vaso los calabacines ahora coocidos, los langostinos, el queso philadelfia y el vaso de leche y mezclamos todo hasta el momento en que quede una crema homogénea. La crema de calabacín, yo la hago con cebolla y calabacín y un poco de sal. Lo pocho un poco y agrego agua. Prueba de sal y si hace falta añade más, si deseas puedes darle un toque de pimienta a tu gusto.

Con Qué Acompañar El Puré De Calabacín

Entonces separa del fuego y con la batidora tritura todo hasta conseguir una crema fina. En el momento en que hayamos ido a los calabacines, os sugiero que escojáis ejemplares que sean firmes al tacto. Sólidos, sin golpes o máculas, y que se aprecie que son pesados con relación a su tamaño.

Añádele sal y agrégala a la sartén para sofreírla junto al ajo. La receta es perfecta pero si le echas la nata en el momento en que hierve, la nata se corta. Y no tenia pastilla vegetal,le he añadido agua en vez del caldo y tanbien me ha salido buenísima!!!

Aprende A Cocinar

La crema esta exquisita, mi hija se chupa asta el plato. En el momento en que esten cocidos los calabacines quitamos y escurrimos el máximo de agua posible. Ahora coge una cucharada colmada de harina y añádela al calabacín, esto le dará más cuerpo a la crema. Revuelve bien en el transcurso de un minuto a fin de que se lleve a cabo un tanto la harina.

Recetas Económicas

Se puede llevar a cabo con o sin cebolla, agregarle o no algo de patata; y luego en la parte final, puede llevar nata o quesitos en su rincón. Es una opción más para comer sano en casa, podéis elegir también por una exquisita crema de zanahoria o esta crema de calabacín y puerro. Calentitas, saludables y muy simples de elaborar.

Crema De Calabacín

Además, hay quienes añaden youghourt o kéfir, elige tú asimismo lo que mucho más te agrade. Trituramos con la batidora y vamos verificando el punto de la crema. Deseamos que quede ligera, no como un puré. Si nos ha quedado espesa, tenemos la posibilidad de añadir un tanto mucho más de caldo hasta conseguir la textura deseada.

Pelamos 2 calabacines y 1 patata. Si deseamos que la crema de verduras nos quede con un color mucho más verde, dejaremos la piel del calabacín. Las cremas de verduras son de esos platos agradecidos y reconfortantes que no tienen la posibilidad de faltar en nuestra dieta. Hoy os elaboramos una crema de calabacín, perfecto para una comida ligera o un primer plato saciante. Comenzamos por mondar la cebolla y picarla en juliana.

De todas y cada una formas, como les he dicho, podéis ofrecerle el toque personal que mucho más os agrade. No hay nada que me agrade mucho más que llegar a casa tras un agotado día y comer algo calentito, que reconforte el alma y el estómago. Y si algo cumple esa función son las cremas o purés, los que no faltan en casa prácticamente ninguna noche de invierno. Las opciones y sabores son infinitas, si bien sin ninguna duda mi favorito es y fué siempre y en todo momento el puré de calabacín. Servimos la crema de calabacín con algo de nata para cocinar y la acompañamos de unos costrones o picatostes para ofrecer un toque crujiente a la textura mantecosa de la crema. Cortamos los calabacines en paisana y los incorporamos a la cazuela, rehogándolos a lo largo de cinco minutos a fuego suave.