Se Puede Comer Salchichón En El Embarazo

Asimismo es esencial eludir las salchichas que contengan nitritos, que se utilizan como conservantes y pueden ser perjudiciales para tu salud. Como mencionamos, prácticamente cualquier medida relacionada con la alimentación durante el embarazo va a depender de forma exclusiva de las indicaciones previas de nuestro médico. En el caso de que no haya una prohibición explícita, apuesta por artículos de calidad y disfruta sin miedo de tus embutidos preferidos.

Sin embargo, si el resultado del test es negativo significa que la madre no ha pasado esta patología. En un caso así la futura mamá debe eludir contraerla a toda costa porque si su sistema inmunitario padece la aparición de este parásito y no puede defenderse no solo ella va a estar expuesta, también podría estarlo el feto. El bebé puede padecer toxoplasmosis congénita lo que puede ocasionar desde fiebre hasta ceguera.

La \’tardebuena\’ De Murcia, En Imágenes

Existe el riesgo de que la carne cruda contenga bacterias que logren causar infecciones, por lo que es esencial cerciorarse de que está bien cocida. Además, el exceso de sal puede acrecentar la retención de líquidos y ocasionar hinchazón. Sin embargo, sí es viable consumir -con moderación- otros embutidos que sí han pasado por un proceso de cocción, como sucede con la mortadela, el chopped, la pechuga de pavo o el jamón cocido. La primera cosa que vamos a ver son esos alimentos que no debes consumir el embarazo como, por servirnos de un ejemplo, la situacion de la morcilla. Los prohibidos son los embutidos crudos o semicrudos como el chorizo, el salchichón, el jamón serrano y todos sus derivados.

se puede comer salchichón en el embarazo

Sencillísimo, tan solo hay que hacer una prueba a lo largo de las primeras etapas del embarazo famosa como toxo-test. Si el resultado de esta prueba da anticuerpos para la patología, la persona embarazada no tendría por qué razón limitar el consumo de estos alimentos si bien sí es algo recomendable. ¿Quieres saber mucho más sobre de qué manera se lleva a cabo el proceso de elaboración del jamón serrano? Puedes leerlo aquí y de esta forma lograras comprender mejor por qué no es un alimento recomendado para embarazadas. Si la nutrición es esencial antes, durante y después de la gestación, ni qué decir tiene la planificación.

Durante La Gestación Vigila Los Embutidos Que Puedes Consumir En El Embarazo

Además de esto, si en algún momento tienes dudas sobre un embutido específicamente siempre es preferible evitarlo. Varios embutidos son muchos tentadores como para resistirse a su gusto y textura, siendo especiales para comer solos o en el interior de un delicioso bocadillo o sándwich. Y algunos embutidos, como por poner un ejemplo podría ser el caso de las salchichas, pueden llegar a convertirse en entre los mayores antojos durante el embarazo. Es posible que no hayas tenido ningún género de inconveniente con los embutidos antes, pero eso no quiere decir que puedas disfrutar de la mayoría de las tentaciones que tenías con anterioridad durante el intérvalo de tiempo de gestación.

se puede comer salchichón en el embarazo

Si esta atraviesa la placenta y llega al feto existe un peligro mayor de parto prematuro, aborto espontáneo y malformaciones innatas. Podemos destacar que durante el embarazo es necesario prestar especial atención a la dieta. Lo conveniente resulta consultar con un profesional para cambiar la pauta a las pretensiones nutricionales del momento. De esta forma, se asegura la buena salud de la madre y el desarrollo óptimo del feto.

Carta De Los Reyes Magos A Los Niños: Responden De Forma Directa A Tu Hijo

En el caso de que el embarazo tenga riesgo de sobrepeso, es posible que el especialista nos recomiende reducir el consumo de embutido y otros alimentos afines. No necesariamente se retirarán de la dieta en tanto que su aporte nutricional es muy favorable durante la gestación, pero es posible que nos indiquen qué tipos deben consumirse y de qué forma llevarlo a cabo. Dicho esto, existen muchas otras prevenciones que puedes tomar contra el toxoplasma y que nada tienen que ver con el consumo de embutidos que, como mencionamos, es totalmente seguro después de su congelación. Lo “bueno” de la toxoplasmosis es que solo puede adquirirse una vez y, si en las pruebas médicas correspondientes, una mujer gestante da positivo en contagio previo de esta patología, no existirá peligro en el consumo de embutidos. Quizá te sorprendiste cuando tu médico, en alguna consulta de rastreo del embarazo, te señaló que no debías comer ciertos embutidos.

Ahora te señalamos cuáles son los embutidos que si puedes comer durante el embarazo y los que no. Pero, antes de conocer que alimentos sí pueden comer las embarazas, es esencial que sepamos por qué no se les recomienda comer este género de productos. En esa primera toma de contacto se realiza una analítica de sangre para medir la anemia, proteinuria (cómo funciona el riñón) o serología. Aun de este modo, recuerda que la dieta debería estar compuesta en su mayoría por alimentos frescos. Los procesados industriales tienen la posibilidad de incluirse a veces puntuales, pero no deberían ser predominantes en una nutrición balanceada. Una intoxicación podría no afectar a la madre pero ser realmente amenazante para el bebé.

De esta manera, no puedes comer butifarra blanca a lo largo del embarazo ni cecina o productos afines pues los procesos de curación de los mismos se hacen a temperaturas inferiores a 20ºc. De forma que no se garantiza la muerte de probables bacterias como la causante de la toxoplasmosis. Una embarazada puede comer la mayoría de los modelos de salchichas, pero es importante asegurarse de que están cocidas hasta el momento en que estén bien cocidas. Algunos tipos de salchichas que se tienen la posibilidad de comer tienen dentro salchichas de pollo, pavo, cerdo, bisonte y res.

Salchichón Ibérico De Bellota Cam

Igualmente primordial es el calcio, el que determina el peso y la mineralización ósea de los recién nacidos. Además de esto los jugos tienen que secarse por completo y no quedar restos rosados en su interior. Del mismo modo no hay que olvidar que la ingesta de embutidos y carne roja conlleva otros peligros para la salud en toda la población por norma general. Los últimos descubrimientos sugieren limitar su consumo por su posible relación con el cáncer de colon. En el momento en que hablamos de dieta saludable, insistimos en la necesidad de que exista pluralidad entre los alimentos que se incluyen en la pauta. Por esta razón, no se tienen que restringir completamente los embutidos si estos ahora forman parte de la dieta frecuente de la madre.

Ciertos tipos de elaborados de carne como las salchichas, el bacon o los frankfurts pueden comerse siempre y cuando se sometan a una cocción suficiente y se ingieran todavía calientes. Al comienzo del embarazo acostumbra realizarse un toxotest para saber si la madre ha sufrido ya esta enfermedad . En caso de ser positivo los profesionales de la salud pueden sugerir el consumo de algunos embutidos en concreto. Comer alimentos con nitritos durante el embarazo está asociado con un pequeño incremento en el riesgo de cáncer de tiroides en el niño, y también se ha asociado con un ligero incremento en el peligro de cáncer de pulmón. No obstante, el peligro de cáncer de tiroides es bajísimo, y el riesgo de cáncer de pulmón es pequeñísimo.